Image
20Nov

Cómo aprovechar el hueso de aceituna y otros residuos de tu olivar

Son muchos los subproductos del olivar que puedes aprovechar con los residuos de tu cosecha y que te pueden ayudar a rentabilizar aún más tu producción. Los huesos de aceituna, los orujos, el hojín, los alperujos, el alpechín, entre otros residuos tienen excelentes usos que muchas veces por desconocimiento, se desechan sin más. En este artículo te contaremos cuáles son las principales formas de aprovechamiento de estos residuos en el cultivo del olivo.

De la aceituna hasta los huesos

¿Sabías que con el hueso de aceituna se hacen estufas, almohadas o harina? De hecho, no hay nada más versátil y con más propiedades que este subproducto del olivo.

En España se producen cerca de 420.000 toneladas de hueso, de las cuales se comercializan unas 323.000 y el resto son utilizadas en las propias almazaras y extractoras como fuente de calor durante los procesos de elaboración.

Es precisamente esta propiedad como biocombustible natural lo que está generando mayor consumo y, por lo tanto, rentabilidad. Actualmente las ventas de hueso de aceituna como biocombustible ascienden a 50,7 millones de euros anuales y dan calor en el sector industrial y calefacciones domésticas a más de 100.000 españoles, según Avebiom (Asociación Española de valorización energética de la biomasa).

aprovechar hueso aceituna

Otro uso interesante del hueso de aceituna es como relleno para la elaboración de almohadas. Una tradición oriental para favorecer el descanso y absorber los malos olores, que algunos empresarios españoles ya están adoptando, al usar las semillas carbonizadas como compuesto natural en el relleno de sus almohadas.

Llama la atención también el uso del hueso de aceituna para la producción de harina. La empresa castillera Elayo fue premiada en la Feria Sial de París 2018 por haber desarrollado una planta industrial para la extracción de semillas de olivo del hueso de la aceituna, las cuales se pueden utilizar en la masa del pan, en productos dulces y salados. Esta harina de semillas de aceituna cuenta con un alto contenido de proteínas, fibra y omega-3. Aparte de estos usos, el hueso de aceituna tiene un largo listado de posibilidades también en la industria cosmética, entre otros sectores.

Hojas y restos de poda

La mayor parte de estos residuos pequeños y hojas secas se suelen quemar en el campo o enterrarse, pero sería recomendable en términos de aprovechamiento económico y de suelo, que se utilizaran como combustible o para la alimentación animal. Las hojas y las ramas tienen una composición similar a la del heno y son ideales para alimentar al ganado con ellas. Actualmente también se está produciendo un aumento en el uso de estos residuos en plantas de generación eléctrica a partir de biomasa.

Y no sólo esto, las hojas del olivo también tienen un uso terapéutico puesto que contienen calcio, fósforo, magnesio, hierro, entre otros elementos beneficiosos para la salud. La medicina homeopática utiliza bastante este subproducto del olivo en infusiones y tratamientos de la hipertensión.

Aprovechamiento de los orujos

El orujo es el residuo que se forma una vez extraído el aceite de la aceituna y tiene varios usos actuales a destacar: Como combustible en las almazaras para la calefacción del agua y las calderas; como alimentación animal, mezclándolos con salvado para los cerdos y aves de corral; como abono, junto con otros residuos orgánicos del olivo para mejorar el contenido de nutrientes del suelo.

Qué hacer con el alpechín y alperujo

El alpechín es el líquido de la aceituna que queda después de la extracción y decantación del aceite. Hay que tener cuidado con éste ya que es poco biodegradable y muy contaminante. Hoy en día, gracias a las distintas tecnologías disponibles, se puede lograr depurar esta sustancia en plantas depuradoras para utilizarlo como fuente de energía, para obtener levaduras o como componente en la elaboración de biocombustibles.

Por su parte el alperujo, es la mezcla del alpechín y el orujo, producto de la evolución de la extracción del aceite de oliva en dos fases. Se usa como combustible, fertilizante, como materia prima en la industria farmacéutica y cosmética, así como en la producción de bioplásticos.

De esta manera comprobamos que la mayoría de los residuos del olivo pueden ser aprovechados y rentabilizados. El asesoramiento e información en estos procesos es fundamental para que logremos sacar el mejor partido de nuestras cosechas y olivares.

También te puede interesar

Cómo mantener y mejorar el cultivo del olivo

Comprar aceitunas de molino o verdeo directo del agricultor

Calcula el precio de tu producto agrícola en tiempo real

 

Ver más noticias

Información climatológica

Calcular el precio con Agrocomparador